Agosto

Una escapada a Bélgica durante un fin de semana de agosto 2017

Todos aquellos que no puedan disfrutar de unas vacaciones tradicionales durante parte o todo el mes de agosto, no tienen por qué quedarse sin vivir algunas experiencias viajeras que, aunque más fraccionadas, no por ello tienen que ser menos interesantes y divertidas. Para ello se crearon las escapadas de fin de semana que nos permiten llevar a cabo viajes de tres días solamente, pero no menos intensos que si realizáramos otro tipo de experiencia viajera más prolongada. Y para estas situaciones de fines de semana, contamos con un amplio de abanicos de posibilidades, tanto nacionales como europeas, que son muy a tener en cuenta. Tal es el caso de Bélgica, que la tenemos tan a mano que no debemos dejar pasar más tiempo sin conocerla, al menos durante cualquiera de los fines de semana del próximo mes de agosto.

Publicidad

Bélgica es un país maravilloso situado en Europa Occidental, cuyo nombre oficial es Reino de Bélgica. Tiene una extensión de alrededor de trece mil kilómetros cuadrados y una población de diez millones de personas aproximadamente. Su idioma varía en función de donde nos encontremos. En Valonia se habla francés, en Flandes holandés y en la región de Bruselas se habla Alemán. La mayoría de los belgas son católicos, aunque podemos encontrar también protestantes, musulmanes, judíos y también algunas comunidades anglicanas.

En ocasiones, Bélgica ha sido eclipsada por otros paises vecinos de más gran alcance turístico, como sería el caso de Alemania, Francia o los Paises Bajos. Sin embargo, la importancia de este país europeo es evidente a través del tiempo, como lo demuestra el intercambio comercial secular con ciudades tan conocidas como Brujas, Amberes y Bruselas, su capital. Bélgica no solo es famosa por el comercio de diamantes, también ha producido artistas de fama internacional como Rubens y Eyck, entre otros también muy conocidos.

Hoy en día, el país se divide en tres estados separados, cada uno con su autonomía propia e incluso con su lenguaje local. El lenguaje flamenco se puede atribuir a la influencia holandesa, mientras que en la región de Valonia se perciben más influencias francesas que afectaron al país durante muchos siglos. Cada uno de estos estados están divididos, disfrutando todos de un alto grado de autonomía, dando la sensación a veces de tratarse de pequeños países en sí mismos.

Realmente, Bélgica es una mezcla de muchas influencias, lo que lo ha convertido en un país progresista y amistoso que dispone de uno de los más importantes capitales financieros de Europa, con una economía de mercado muy desarrollada y uno de los PIB per cápita más altos del mundo.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*